El Tribunal Constitucional ha rechazado las demandas que planteaban como ilegales el primer paquete de ayudas a Grecia y el Fondo de Estabilización Europeo.


El tribunal con sede en Karlsruhe, en el suroeste del país, ha fallado en contra de una demanda presentada por un grupo de euroescépticos alemanes -varios de ellos profesores universitarios- encabezados por el político socialcristiano bávaro Peter Gauweiler, en la que se denunciaban la ilegalidad del paquete de ayudas a Grecia y el Fondo de Estabilización Europeo.

Los demandantes sostenían que la participación alemana en la ayuda a Grecia lesionaba la potestad que, según la Constitución, tiene el Parlamento sobre el presupuesto nacional. Los demandantes consideraban además que la ayuda a Grecia en particular y el plan del rescate del euro en general lesionaban un principio del derecho europeo según el cual los estados de la UE no pueden asumir deudas de otros estados miembros.

Los demandantes consideran que el plan para el rescate del euro y las ayudas a Grecia atentan tanto contra la Constitución alemana como contra los tratados de la Unión Europea, ya que las ayudas violan el derecho fundamental de los ciudadanos a participar en la legitimación democrática de esas medidas.

El Constitucional alemán ha advertido que su resolución no significa "un cheque en blanco de cara al futuro", y ha dicho que el Parlamento debe aprobar las nuevas aportaciones al fondo de rescate.

El Bundestag, el Parlamento alemán, retrasó por la sesión de los debates presupuestarios, en la que la canciller federal, Angela Merkel, tiene previsto precisamente y entre otras cosas defender el nuevo programa de rescate para la moneda única.

Tras esta decisión el euro sube a 1,4137 desde 1,4071.