El consejo de administración de Sacyr Vallehermoso se reunirá hoy con el vencimiento de la deuda ligada a la compra de su participación en Repsol sobre la mesa.

El próximo miércoles 21 vence el préstamo de 4.900 millones de euros ligado a la participación del 20% que tiene como primer accionista de Repsol.

La compañía de construcción y servicios sigue apurando este plazo negociando con sus bancos sobre la última propuesta de reestructuración.

Según informaron a Europa Press en fuentes próximas a la negociación, esta propuesta pasa por amortizar parte del préstamo con la venta de alrededor de un 8% de Repsol y aplazar en tres años, hasta el 31 de enero de 2015, el pago de los 2.900 millones restantes.

Como contraprestación, Sacyr se compromete a poner como garantías del nuevo préstamo a tres de sus filiales (Vallehermoso, Testa y Valoriza), además de los propios títulos de Repsol.