El consejo de administración de Repsol YPF acordó en su reunión celebrada hoy ratificar tanto al presidente de la compañía, Antonio Brufau, como la gestión de la directiva del grupo, anunció la petrolera en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La decisión fue adoptada por unanimidad por los consejeros que acudieron a la reunión, entre los que no se encontraban los tres vocales que representan a Sacyr, el principal socio de la compañía con un 20%.

Además de las ratificaciones de Brufau y del plan estratégico, el órgano rector rechazó "cuantas actuaciones pretendan desestabilizar la gestión de la compañía" y recordó "el carácter imperativo de los principios de gobierno corporativo asumidos por la compañía".

Según fuentes empresariales, la ausencia de los representantes de Sacyr, entre los que figura su presidente, Luis del Rivero, es fruto de una decisión "unánime" adoptada por el consejo de administración de la constructora.

Según dichas fuentes, el grupo que preside Del Rivero considera que la convocatoria de un consejo de administración con apenas unos días de antelación no es adecuada, sobre todo para tratar asuntos como los que componían su orden del día.

Además de Del Rivero, que ocupa la vicepresidencia primera de la petrolera, los otros dos representantes de Sacyr en el consejo de Repsol son Juan Abelló y José Manuel Loureda.

El consejo de administración de Repsol YPF tenía como uno de sus principales puntos del orden del día la ratificación de Brufau como presidente y aclarar las diferencias en torno a la gestión de la actual dirección de la petrolera.

Aparte de la "ratificación de la gestión del presidente ejecutivo y confirmación en su cargo", y de la "ratificación de la gestión de la compañía a través del grado de cumplimiento de su plan estratégico", el orden del día de la reunión extraordinaria del consejo de Repsol contemplaba abordar el "grado de cumplimiento por parte de los consejeros de sus obligaciones de gobierno corporativo".

La reunión del consejo se celebró además tras los rumores que resurgieron esta semana acerca de un cambio en la dirección de la petrolera y del desacuerdo del principal accionista, Sacyr (20%), con la gestión de la compañía. Estos comentarios llegaron tras la controversia ya surgida hace dos meses sobre el dividendo, que se cerró con la decisión unánime de aplicar un recorte del 19% en esta retribución al accionista, en línea con la postura defendida por Brufau.