El presidente de Repsol, Antonio Brufau, propondrá previsiblemente en la reunión del consejo de administración de la petrolera del próximo miércoles el reparto de un dividendo complementario de 0,425 euros por acción, un 19% inferior al de 2008, de 0,525 euros por acción, informaron a Europa Press en fuentes próximas al consejo.
Si el órgano rector da el visto bueno a esta retribución al accionista, de igual cuantía que la aprobada en noviembre, el dividendo total de la petrolera con cargo al ejercicio 2009 se situaría en 0,85 euros por acción, frente a los 1,05 euros del ejercicio precedente.

Brufau justificará el recorte del dividendo en la necesidad de cumplir el plan estratégico 2008-2012, cuya actualización piden algunos accionistas, y de aplicar disciplina financiera en un entorno de serias dificultades para la industria, afectada por la caída de los precios del crudo y la reducción de márgenes. Además, recordará que esta rebaja en el dividendo se aplica tras varios años de incremento significativo en la retribución.

El dividendo de 0,85 euros por acción, que representa el 81% del repartido en 2008, permitirá al principal accionista de la compañía, la constructora Sacyr (20%) ingresar 206 millones de euros, mientras que La Caixa percibirá 144 millones por su 14% (incluida la participación de Repinves, la sociedad conjunta con Caixa Catalunya).

El máximo órgano de gobierno de la petrolera, compuesto por 16 miembros, aprobará también las cuentas de la compañía en 2009, que se vieron afectadas por la caída del precio del crudo y de los márgenes de refino, así como por el retroceso del consumo. La compañía hará públicos los resultados un día después de la reunión del consejo, el jueves 25.

En el supuesto de que los resultados anuales de la petrolera mantengan un descenso de la magnitud de la registrada en los nueve primeros meses del ejercicio (-55,4%), el dividendo de 0,85 euros por acción sería el resultado de aplicar un 'pay out' superior al 60%, esto es, de repartir entre los accionistas más de la mitad de las ganancias.

Para mantener en 2009 la misma retribución al accionista que un año antes, como pide Sacyr, el 'pay out' debería rondar el 80%, cuando el propio Brufau ha insistido en el objetivo de situar este ratio en torno al 50%.

PLAN ESTRATÉGICO

No ha trascendido si en el orden del día del consejo figura abordar la posible actualización del plan estratégico de la petrolera. En su último informe de analistas sobre la compañía, Citi considera que Repsol debe presentar "cuanto antes" un nuevo plan estratégico que revise el actual para 2008-2012, ya que tendría una reacción "positiva" en el mercado.

El banco estadounidense señala que a pesar de las dificultades del entorno, las incertidumbres sobre la venta de YPF y los conflictos motivados por el enfrentamiento entre el primer accionista (Sacyr Vallehermoso) y la actual gestión de la petrolera, la compañía "tiene mucho positivo que decir".

Además, Citi cree que "mucho ha cambiado" desde que se presentó hace dos años el Plan Estratégico, con unos objetivos "inalcanzables y sin sentido debido al cambio de entorno".

La reunión del consejo de Repsol tiene lugar en medio de la polémica sobre la renovación del órgano rector de la compañía. En junio vence el mandato de cinco miembros, casi un tercio de sus componentes, y Sacyr, que actualmente cuenta con tres consejeros (Luis del Rivero, Juan Abelló y José Manuel Loureda), estaría interesado aumentar el peso de los dominicales para disponer de uno más, y pretende que La Caixa, que actualmente cuenta con dos (Isidre Fainé y Juan María Nin), eleve su presencia a tres.