El consejo de administración de General Motors se reunirá esta semana para analizar la venta de Opel al consorcio liderado por el fabricante canadiense de componentes Magna, operación que rechaza frontalmente en comité de empresa de la planta zaragozana de Figueruelas.