El consejo de administración de Caja Madrid recordó hoy que la reforma de los estatutos de la entidad fue "impuesta" por la Comunidad de Madrid y que dos tercios de sus miembros se opusieron a ella, en concreto catorce personas, según informaron a Europa Press fuentes del órgano de gobierno de la caja. Las fuentes recordaron que estos consejeros ya manifestaron su "oposición frontal" a las modificaciones definitivas impuestas por el gobierno de Esperanza Aguirre, en contra de lo afirmado hoy por el vicepresidente del Ejecutivo madrileño, Ignacio González, quien dijo que el consejo de Caja Madrid dio su visto bueno por unanimidad a los Estatutos.