Las filiales europeas de General Motors Co, Opel y Vauxhall, tienen que reducir su capacidad en Europa entre el 20% y el 25%, según escribió su consejero delegado Nick Reilly en su blog.  "Aún estamos completando los detalles del plan, y esa es la razón por la que estaré en Bruselas la próxima semana, reuniéndome con representantes de los sindicatos europeos y con altos cargos gubernamentales de los cinco países donde tenemos factorías", dijo Reilly.  El comisario de Industria de la Unión Europea, Guenther Verheugen, ha invitado a los ministros de Economía de la UE y a directivos de GM a una reunión en Bruselas el lunes.