Según varios analistas, los inversores (al igual que hicieron durante el pasado mes de enero) vuelven a apostar por este metal.

Los futuros de diciembre del cobre en el mercado de Nueva York (Comex)  subieron un +1.4% y cerraron en 3.785 dólares por libra. Y todo debido al incremento en la fabricación en el país asiático que es además el mayor consumidor a nivel mundial.