El Indicador de Clima Económico portugués, elaborado a partir de la opinión de los empresarios, descendió levemente en Portugal, mientras el Indicador de Confianza de los Consumidores registró una caída más acentuada, en el mes que ahora termina. Según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) luso, el Clima Económico volvió a caer en marzo y mantiene la tendencia a la baja desde mayo de 2008, con lo que alcanzó un valor negativo de 3 puntos en marzo (el mes pasado fue de 2,9). El Indicador de Confianza de los Consumidores volvió a registrar un mínimo histórico también en marzo -al pasar de los 53,9 para situarse en 55,5 puntos negativos-, con lo que continúa la tendencia de los tres meses pasados de caída, proceso iniciado a finales de 2006.