Una cosa está clara: sus esfuerzos se centran en mostrar referencias y las del soporte hay que buscarlas en el mes de junio. Desde entonces mantiene un rally alcista impecable, pero que esta semana ha encontrado la orma de su zapato. Repsol se atasca. Es el peor título del selectivo. Pero, conocedores como somos de que las segundas rebajas siempre fueron mejores que las primeras, los broker se han lanzado a la compra. ¿Que tenga tan claro el soporte implica que la resistencia aún no se atisba en el horizonte estival?

Protagoniza todas las crónicas de cierre del Ibex 35 y siempre lo hace para aportar algún contrapunto negativo a la revalorización del resto de blue chips. Los últimos cinco días es el peor título del selectivo, pero lo cierto es que parece haberle sentado bastante bien -a pesar de 'Cristinita'- el deshacerse de su filial argentina YPF. Todo aquello tiempo ha que está descontado del valor en bolsa y ahora toca mirar al frente y las perspectivas no pintan mal.

Las últimas recomendaciones de los broker hablan de comprar a un precio superior a los 19 euros/acción por parte de la casa de análisis de Carax-Alphavalue. Eso sí, hay quien pisa el frena, caso de UBS que en Repsol un precio objetivo de 16 euros bajo la recomendación de neutral a un año vista.


La propia compañía reconocía en la presentación de sus últimos resultados semestrales el peso negativo que está teniendo el rally alcista vivido por el precio del crudo con el barril de oil Texas camino de los 100 dólares, aunque se trate del “techo” dibujado por los analistas técnicos desde Wall Street donde ya hay quien habla de 'crash' de la burbuja de oro negro.

“La magnitud de la caída, con el caso de Argentina, desde los 25 euros fue vertical hasta los 10.5-11 euros donde parece que ha tomado soporte”, afirma Luis Lorenzo, analista de Dif Broker y quizás sea esa la clave. Es de tal magnitud el soporte que nadie debería temer por su perforación a la baja. La fase previa pasaría, dice el experto, “por un doble suelo” en la zona de 14 euros que en caso de no ser perforado mandaría al título directo hacia los 17 euros y en esas parece que se encuentra. Tras la corrección, ¿llega la victoria? En el último mes, Repsol ha experimentado una revalorización superior al 24% habiendo dejado atrás el mínimo al que se refieren todos los expertos en 10,96 euros marcado en el trance del 24 al 25 de junio de este mismo año. “Zona de referencia por abajo”, habla Luis Lorenzo que descartaría hasta haber superado los 16 euros.

Curioso, por cierto, comprobar cómo el rally al alza iniciado en temporada estival por la petrolera tan sólo ha sido superado por aquellos que partieron desde más abajo: los financieros. Banco Santander y BBVA acumulan revalorizaciones superiores al 25% en su intento de batir la resistencia de los 6 euros, demasiado selectiva como para dejarse llevar al huerto tan pronto.

REPSOL & BBVA, SANTANDER, INDITEX, TELEFÓNICA, YTD (FUENTE:YAHOO FINANCE)


Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, asegura que después de “los fuertes recortes de los precios que le llevaron desde los 22 euros hasta los 11 euros, el valor realiza un suelo en este nivel, que llevan funcionando como nivel claro de suelo en el valor.  La resistencia en torno a los 13.50 euros ha sido superada al alza con mucha agresividad, lo que ha hecho que el volumen de negociación acompañe al movimiento.” Y ello a pesar de los escasos volúmenes de negocio que acompañan a la renta variable en verano.

Pero, ¿qué depara el futuro a Repsol? “Su próximo objetivo quedaría reflejado en el hueco alcista dejado en los 16.80-17 euros, que funciona actualmente como nivel importante de resistencia”, afirma Cadiñanos. No obstante, en la misma explicación se encuentra la justificación de las últimas caídas que dan una idea de lo necesario de la espera para entrar. Repsol está previsiblemente librando toda la “sobrecompra acumulada” en los últimos meses y su escenario a corto es el de las caídas evidentes a corto plazo así que paciencia para entrar porque el valor se encuentra aparentemente en medio de un recorte para llegar a coger impulso.

Y le va a hacer falta... . Mucho tiene que subir con vistas a un año para romper la importante resistencia que apuntan los expertos de Serenity Markets en los 19,575 euros por título. ¡Allá va!