En Estados Unidos se preguntan lo cerca que puede estar ‘un crash’ del oro negro en vista que el techo se aproxima y la cotización del oil Texas no parece pisar el freno. Camino de los 100 dólares, nivel de resistencia para los expertos, el crudo ha conseguido recuperar su correlación con el par dólar/dólar canadiense (USD/CAD) lo que puede dar lugar a imaginarse el futuro próximo: ¿toca subir hasta 100 para después desplomarse? De momento, ya hay dos compañías en las que los analistas recomiendan estar cortos ante la debacle del crudo.

Tras semanas asistiendo a un innegable rally al alza sólo cabe hincar la rodilla y asumir la preeminencia del líder: el crudo Texas, de referencia en Estados Unidos, ha tocado su máximo de los últimos tres meses después del renqueo sufrido por él mismo y su par europeo –el Brent- a finales del mes de junio. Éste último pasó de hundirse hasta los 90 dólares el barril cuando este martes nos íbamos a dormir con el crudo por encima de los 114 dólares. Frente a la opinión de los analistas, el sentimiento inversor recogido por Forexpros muestra un sentimiento de alcistas del 80% sobre los bajistas de cara a futuros. ¿Quién lleva razón?

Si examinamos la teoría de la opinión contraria, uno de los afortunados sería Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, que asegura que “a corto plazo” es probable que “veamos recortes hacia la zona de 90 dólares, o incluso de 85 dólares, debido a las divergencias bajistas que se observan en el RSI”. Otra cosa, afirma, es el medio plazo, para el que pronostica más de la misma realidad actual, esto es, “poco probable que sus precios caigan por debajo del soporte de referencia de 80 dólares” puesto que el barril sigue manteniendo “su objetivo alcista de 100 dólares”.

En todo caso, en la prensa americana consideran que 2012 “está siendo un año raro” en lo que respecta a los precios de la energía. “El colapso de los precios del crudo o del gas en mayo, históricamente bajos, dio lugar a un repunte de más del 60% en los siguientes tres meses. Prácticamente imposible seguirles el rastro”, aseguran los expertos a Bloomberg.

Jeff Kennedy, de Elliot Wave International, observa en los gráficos “un rango entre la resistencia en 110/115 dólares y el soporte de 80/75 dólares”. De hecho, el analista se retrotrae hasta diciembre del año 2008 cuando el oro negro cotizaba en 32,40 dólares el barril para afirmar que, en el momento en el que el oil Texas “rompa a la baja los 75 dólares, volverá a los niveles de 2008”.

Pero para ello aún queda recorrido, según David Hackett, presidente de Stillwater Associates de Irvine, en California –una consultora de commodities independiente- que no espera “ningún tipo de cambio en la tendencia de la gasolina, como mínimo, hasta el 3 de septiembre”, el considera ‘Labor Day’. En su opinión, “los precios del crudo y de la gasolina están aún realmente bajos”.



Bajos o no, la repercusión que han tenido sobre compañías como la española Repsol han sido evidentes. Repsol obtuvo un beneficio neto de 903 millones en el primer semestre del año, lo que supone una caída del 14,6% respecto al mismo periodo de 2011 debido, según la compañía de Antonio Brufau, al efecto negativo de los 328 millones que el precio del petróleo ha tenido sobre el valor de los inventarios estratégicos de hidrocarburos. Cierto o no, la petrolera acumula jornada tras jornada de pérdidas en la bolsa española.

¿Otros casos? Kennedy apunta directamente a dos compañías estadounidenses. “Este juego de subidas del precio del crudo hace pensar en estar cortos en Exxon Mobil, cuyo rally va directo camino a resistencias y otro nombre”, dice el analista, cuyo rally “está llegando al final es Chesapeake Energy”. Luego, cortos, cortos, antes de que el desplome comience con ustedes montados dentro.

EXXON MOBIL & CHESAPEAKE ENERGY, MAY-AGO (FUENTE: YAHOO FINANCE)


Pero, ¿qué se encuentra detrás? La perspectiva ha cambiado en los últimos meses puesto que las tensiones en el Estrecho de Ormuz han dado paso a la ralentización de la economía estadounidense como principales motivadores de la tendencia del oro negro a un lado u otro. Adam Button, analista de ForexLive, recuerda cómo se han incrementado “las reservas de petróleo en Estados Unidos” hasta los 2,72 millones de barriles, “en comparación con la previsión de un millón, según el informe semanal de la AEI”.

Apunta el experto a una caída del precio del crudo de un dólar “desde que estos datos se hicieron públicos” y, en su opinión, “la ralentización del crecimiento global apunta a un nuevo test de 83 dólares por barril”.

Aunque nadie puede dejar pasar una gran correlación histórica del petróleo Texas. El crudo americano ha vuelto a sus costumbres y a recuperar, por tanto, su correlación con el par USD/CAD, esto es, el dólar americano y el canadiense a tenor de que los vecinos del norte de Estados Unidos son los segundos productores a nivel mundial de crudo después de los sauditas. La cotización actual del crudo “ha ayudado”, dice Button, a que “el USD/CAD siga por debajo de 0,9900 –y así es, se encuentra en 0,9890- pese a que durante meses no ha habido correlación clara y el S&P 500 ha mantenido una relación directa mucho más relevante”.

USD/CAD (FUENTE: FOREXPROS)