El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en julio cotizaba a 61,75 dólares en la apertura del Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres, 0,51 dólares más que al cierre de la sesión anterior.