El Banco Portugués de Inversión (BPI), participado por La Caixa, ha reducido por segunda vez en un mes su participación en el Banco Comercial Portugués (BCP) participado por el Sabadell, del 5,53% hasta el 4,97% por 47,3 millones de euros, debido a la necesidad de obtener liquidez, lo que confirma que esa inversión ya no es estratégica, según informa hoy "Diario Económico".