El Banco de Japón decidió el martes mantener los tipos de interés en el 0,1%, nivel al que están situados desde el pasado diciembre, y no modificó su valoración de la economía, informó la institución tras su reunión de dos días.