Nokia ha logrado un beneficio operativio en el segundo trimestre del ejercicio de 775 millones de euros, frente a los 2.050 millones de igual periodo de un año antes. Las ventas han sido de 9.900 millones frente a los 13.160 anteriores.