La mayor productora energética de China, la corporación estatal Datang, redujo el 78,64 por ciento su beneficio neto en 2008, hasta 761 millones de yuanes (84 millones de euros, 111 millones de dólares), según un comunicado publicado en su página web. Los ingresos operativos de la compañía alcanzaron los 36.836 millones de yuanes (4.079 millones de euros, 5.390 millones de dólares), lo que supuso un incremento del 12,43 por ciento en relación con el 2007. La compañía atribuyó la caída en su beneficio, entre otros factores, al aumento de los precios del carbón durante el año pasado y a la caída de la demanda, provocada por la crisis financiera mundial.