El gigante minero brasileño Companhia Vale do Rio Doce (RIO), Vale ha señalado que su beneficio neto del primer trimestre descendió un 56%, ya que la caída del precio del níquel y la fortaleza del real contrarrestaron las sólidas ventas de mineral y granalla de hierro.