El grupo textil gallego Inditex  podría haber visto reducir su beneficio netu en un 13% durante el primer trimestre del año hasta los 190 millones de euros, según el consenso de los analistas consultados por la agencia Dow Jones. Por otra parte, las ventas del grupo subirían un 6,1% hasta los 2.350 millones de euros.  Se espera que las ventas mundiales aumenten por la expansión de tiendas, aunque la debilidad del gasto de los consumidores en España y otros mercados europeos mermarán las ventas comparables