El grupo Bayer registró un beneficio neto en los tres primeros meses del año de 762 millones de euros, lo que supone un descenso del 72,9% respecto a los 2.809 millones que ganó en el mismo periodo de 2007. Los ingresos del grupo aumentaron un 2,4% en el primer trimestre, hasta alcanzar los 8.536 millones de euros, frente a los 8.335 millones que facturó entre enero y marzo del año anterior. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) avanzó un 15,8% entre enero y marzo, y alcanzó los 2.055 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación (Ebit) se situó en 1.343 millones de euros, un 14,3% más.