Barclays anunció el lunes que su beneficio neto del primer semestre aumentó un 10% porque las tarifas de la división de banca de inversión y las ganancias por operaciones financieras compensaron la peor evolución de la división minorista.
El banco dijo también que espera dificultades en lo que queda de año.  El beneficio neto del semestre cerrado el 30 de junio alcanzó los 1.890 millones de libras frente a 1.720 millones en el periodo equivalente del pasado año.

El beneficio antes de impuestos semestral fue de 2.980 millones de libras, un 8% por encima de los 2.750 millones de libras del año anterior, aunque por debajo de los 3.600 millones que esperaban los analistas.

El 35% del total de beneficio antes de impuestos de Barclays procedió de la división de banca de inversión, Barclays Capital, que ha incrementado los ingresos este año por el mayor volumen de clientes en tipos de interés o divisas, y por la actividad en mercados de capital como el de suscripción de ventas de bonos.

Los cargos por depreciación y otras provisiones crediticias aumentaron de 2.450 millones de libras a 4.560 millones, por encima de los 4.320 millones que esperaban los expertos.

El banco no pagará dividendos en el primer semestre. En los seis primeros meses de 2008, la entidad pagó un dividendo de 11,5 peniques por acción. Barclays dijo que su intención es volver a pagar dividendos antes de que acabe el año.