La compañía Enagás, operador del sistema gasista español, dijo el martes que su beneficio neto creció un 8,9% en el segundo trimestre, impulsado por un ligero aumento de los ingresos regulados y la reducción de gastos de personal.
El beneficio neto ascendió a 70,8 millones de euros frente a los 65,1 millones de euros del mismo período del año anterior.  

Los ingresos subieron hasta los 219 millones de euros frente a los 211,2 millones de euros de un año antes, debido al rendimiento de las nuevas inversiones puestas en operación durante el trimestre. Los ingresos por actividades reguladas subieron un 3,2% a 207,9 millones de euros.

Estas inversiones suponen un récord en la historia de la compañía y se encuentran en línea con el objetivo de dedicar 900 millones de euros a esta partida durante el conjunto de 2009. De las inversiones, alrededor del 75% correspondió a infraestructuras de transporte, el 20% a regasificación y el 5% a almacenamiento subterráneo.

El beneficio operativo (Ebit) se situó en 227,8 millones de euros, un 4% superior a los 219,1 millones de euros del mismo periodo del año anterior, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 330,5 millones de euros, un 4,3% más.

La compañía redujo en un 5,8% los gastos operativos gracias a la aplicación de su plan de eficiencia y control de costes, y al final del semestre contaba con recursos financieros por un total de 1.767 millones de euros.

ACTIVOS EN EXPLOTACIÓN

En el primer semestre del año, la compañía puso en explotación activos por valor de 420,4 millones de euros, lo que supone un grado de avance del 46,7% respecto al objetivo anual de alcanzar 900 millones de euros.

 Entre los proyectos más importantes destaca la puesta en marcha del gasoducto Lemona-Haro, varios tramos del gasoducto Almería-Chinchilla, un tramo del Montesa-Denia, la estación de compresión de Lumbier, la ampliación de la estación de compresión de Haro, y la ampliación de la capacidad de emisión de la planta de regasificación de Barcelona.

MANTENER EL BENEFICIO

Enagás, que a finales de junio realizó dos emisiones de bonos por 500 millones cada una, mantiene el objetivo de cerrar 2009 con un beneficio similar al del año pasado. Para ello, dice haber logrado en la actual situación económica liquidez necesaria, de 1.767 millones de euros, para realizar sus inversiones con un coste bajo de la deuda.

Además, destaca su capacidad para atraer al fondo árabe Oman Oil a su accionariado. El objetivo, dice Enagás, es mantener la estabilidad de los accionistas institucionales en un contexto bursátil "muy complicado en todo el mundo".