Rosneft, la mayor petrolera de Rusia, ha obtenido un beneficio de 38.282 millones de rublos en el primer semestre (unos 1.500 millones de dólares), un 36% menos que en el mismo período de 2006. La caída se debe en gran medida a las multas por impagos tributarios de la extractora Yuganskneftegaz, antiguo activo de la quebrada Yukos adquirido por Rosneft. Por su parte, los ingresos han aumentado el 12,2%, hasta 339.002 millones de rublos (unos 13.300 millones dólares).