El grupo francés Renault obtuvo un beneficio neto de 1.317 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una reducción del 20,6% respecto al mismo período de 2006, causada principalmente por la menor aportación de su socio japonés Nissan, en el que dispone de una participación del 44,4%. La cifra de negocio de la firma se situó en 20.562 millones de euros al cierre del primer semestre, un 1,5% menos, debido principalmente al descenso del 3,7% de las ventas mundiales, hasta 1,27 millones de unidades.