Royal Bank of Scotland, que puja por obtener el control de ABN AMRO, superó ligeramente las previsiones de beneficio semestral con un 11 por ciento y agregó que no había acusado las turbulencias de los mercados de capitales. Fred Goodwin, consejero delegado del segundo banco británico, dijo el viernes que confía en que la oferta del consorcio liderado por RBS, que ofrece 71.000 millones de euros, principalmente en efectivo, conseguirá adquirir ABN, ya que su oferta supera en 6.000 millones de euros a la ofrecida por su rival Barclays. "Los accionistas son buenos haciendo apreciaciones sobre cuál es la mejor propuesta de negocio. La proporción en efectivo es atractiva y el hecho de que nuestra oferta es más elevada parece una base lógica para que los accionistas la apoyen", dijo Goodwin a los periodistas en una conferencia telefónica.