El fabricante japonés de cámaras fotográficas Nikon registró en el año fiscal 2008 una caída del 62,8 por ciento en su beneficio neto, hasta 28.055 millones de yenes (212 millones de euros), y prevé números rojos para el actual ejercicio. En el ejercicio fiscal que concluyó el pasado marzo en Japón, Nikon vio reducido además su beneficio por operaciones -por actividad ordinaria- en un 64,4 por ciento, hasta 48.184 millones de yenes (364 millones de euros), según anunció hoy la compañía. Nikon dijo que el fortalecimiento del yen durante la segunda mitad del pasado año, que mermó considerablemente los beneficios de sus exportaciones al ser repatriados, fue el principal responsable del empeoramiento de sus resultados empresariales.