Mapfre ganó en el primer trimestre del año 187 millones de euros, lo que supone un 9,3% menos respecto a los 206,2 millones logrados en el primer trimestre del año pasado. Los ingresos de la aseguradora también cayeron un 7,6% hasta los 7.257 millones de euros entre enero y marzo.

La compañía explica que la cuenta de resultados se ha visto afectada por efectos negativos de tipo de cambio de todas las principales divisas. Mapfre apunta que el negocio de seguros de vida sigue afectado por las condiciones de mercado en España y Brasil, disminuyen las ventas de productos unit-linked (seguros que invierten en fondos de inversión), además su actividad tiene "condiciones de mercado desfavorables para campañas comerciales en España", según la propia aseguradora.

Con todo, las primas emitidas y aceptadas totales también caen un 7,2% en el primer trimestre de 2018, desde los 6.674,6 millones a los 6.197,2 millones de euros. 

Entre los aspectos positivos de sus cuentas descata la reducción de deuda del 14,5% hasta los 2.410 millones, aunque los fondos propios caen un 6,5%. La rentabilidad financiera (ROE) también cae 1,2 puntos porcentuales y se sitúa en el 7,8%.

Los empleados de Mapfre a cierre del primer trimestre llegan a los 35.923, un 2% menos respecto a marzo de 2017 cuando el número de trabajadores se elevaba a 36.658 personas. En España, la aseguradora ha aumentado su plantilla un 0,3%. 

Las acciones de Mapfre caen cerca de un 1% este viernes en el Ibex 35 hasta los 2,84 euros. En los últimos doce meses sus acciones caen un 9,5%, mientras que en lo que va de 2018 se revaloriza un 6%.