El beneficio de Mapfre en los nueve primeros meses del año caen un 2,7%

Los ingresos de Mapfre entre enero y septiembre de este año ascendieron a 19.051 millones, lo que supone un 11,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que las primas se redujeron en la misma proporción (-11,9%), hasta los 15.550 millones. A tipo de cambio constante y descontando el efecto de la póliza bienal de Pémex (México) que se emitió en 2019, la reducción del volumen de primas sería del 3%.

Además de los impactos antes mencionados, destacan como hechos extraordinarios de importe similar en ambos años, los terremotos de Puerto Rico en 2020, el tifón de Japón y el saneamiento del fondo de comercio del negocio de Asistencia en 2019.

La unidad de seguros, la principal de Mapfre, registra una evolución positiva con un resultado que crece un 7,5%. La inmensa mayoría de los países cierran el período con beneficios. España sigue siendo el país que más contribuye a los resultados del grupo y destaca, asimismo, el positivo ritmo de aportación al beneficio de los negocios en Brasil, Latam y Estados Unidos, así como la buena evolución del área regional Eurasia, especialmente Turquía.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

El ratio combinado de Mapfre al finalizar el mes de septiembre se situó en el 95,2%, con una mejora de 1,1 puntos porcentuales. Hay una reducción de la siniestralidad, especialmente en automóviles, en países como España, Estados Unidos o Turquía, aunque se ha incrementado en otros ramos como en multirriesgo empresarial y decesos en España.

Los fondos propios de la aseguradora ascendieron a 8.412 millones de euros, un 5% menos que en diciembre del año pasado, aunque desde el final del primer trimestre, fecha en la que por primera vez afloran los impactos de la Covid-19, han crecido 552 millones. Los activos totales, por su parte, se situaron en 68.816 millones de euros, un 5% menos que al cierre de 2019, como consecuencia de la caída de los mercados bursátiles, la depreciación de las monedas y la reducción de la actividad.

Debido también a la evolución de los mercados, las inversiones de Mapfre al cierre de septiembre de este año ascendieron a 51.621 millones de euros, un 3,6% menos que en diciembre del año pasado. El 56% del total de estas inversiones (28.856 millones de euros) pertenecen a renta fija soberana, en tanto que el 18,5% (9.536 millones de euros) son renta fija corporativa y el 5% (2.465 millones de euros) corresponden a renta variable.

El ratio de Solvencia II a junio de 2020 se situó en el 184%, con un 86% de capital de máxima calidad (nivel 1), destacando la solidez y resiliencia del Grupo, así como su capacidad de gestión continuada. Este ratio muestra una mejora de 6,6 puntos porcentuales respecto a marzo, como consecuencia de un enfoque prudente de balance y una gestión activa de inversiones en un entorno más favorable.

 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí