El segundo mayor banco de EEUU en número de activos ha informado hoy de que su beneficio será mayor de lo esperado, mientras que las previsiones de morosidad y de préstamos de las tarjetas de crédito indican una caída.


Los ingresos netos en el primer trimestre de JP Morgan subieron hasta los 5.590 millones de dólares o 1,28 dólares la acción, desde los 3.330 millones del mismo periodo del año pasado o 0,74 dólares la acción. En el cuarto trimestre de 2010, los ingresos fueron de 4.830 dólares o 1,12 dólares la acción según un informe hecho público hoy por el banco. Estos resultados superan las estimaciones hechas por los analistas de Bloomberg de unas ganancias de 1,15 dólares por acción.

Las previsiones por créditos perdidos cayeron un 83% hasta los 1.170 millones de dólares, ya que los impagos y la morosidad se han reducido. JP Morgan, liderado por su consejero delegado, Jaimie Dimon registró un record de 17.400 millones de dólares en beneficios el año pasado, en parte por la liberación de cerca de 7 mil millones de reservas contra préstamos incobrables.

“El listón está muy alto para los demás y va a ser difícil que este ritmo lo mejoren otros” ha declarado Michael Holland, que supervisa más de cuatro mil millones de dólares como presidente de Holland & Co. en Nueva York. JP Morgan es el primero de los grandes bancos de Estados Unidos que informa de sus beneficios.

Las acciones de JP Morgan caen un 0,77% hasta los 46,28 dólares.