Grupo Catalana Occidente anunció el jueves que su beneficio neto cayó un 36% durante los nueve primeros meses del año por la reducción de los ingresos, principalmente del seguro de crédito, como consecuencia de la crisis económica. En una comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el grupo asegurador dijo que su beneficio neto bajó a 84,1 millones a cierre de septiembre, frente a 131,9 millones el año anterior.