Catalana Occidente ha cerrado 2008 con un beneficio neto atribuido de 104,4 millones de euros, un 55,5 por ciento menos que en el ejercicio anterior, debido a la "fuerte desaceleración económica" y a la plena incorporación al grupo de la aseguradora de crédito comercial Atradius. Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la crisis económica ha comportado una reducción de la renta disponible y un incremento de la tasa de desempleo, lo que ha afectado, "como no podía ser de otra manera, al crecimiento de negocio del sector asegurador".
El otro factor que explica la fuerte caída de los beneficios de Catalana Occidente es la integración de Atradius, que ha supuesto "un importante salto cualitativo en volumen de negocio y presencia internacional", aunque, como contrapartida, ha hecho a la compañía "más sensible a la evolución del ciclo económico".

La aseguradora explica que el impacto del resultado del ramo de crédito en el resultado consolidado atribuido a la entidad dominante se ha reducido "considerablemente" ya que, al limitarse la participación económica de Catalana Occidente en Atradius al 45,18 por ciento, los resultados obtenidos en este negocio se trasladan en su mayoría a los socios externos.

Pese a esta situación "coyuntural", la compañía sigue sosteniendo que, una vez que la economía vuelva a recuperar su senda de crecimiento, "la rentabilidad de este negocio compensará las pérdidas registradas en este ejercicio".

Catalana Occidente registró en 2008 unos ingresos globales de 3.855 millones de euros, lo que supone un incremento del 55,2 por ciento con respecto a 2007. De éstos, 3.231 millones corresponden a primas, 225,4 a ingresos por servicios y 398,4 a rendimientos de inversiones.

Este importante crecimiento de los ingresos es consecuencia de la inclusión tanto de la facturación como de los ingresos por servicios de Atradius NV, que aporta más de 1.032 millones de facturación en el ramo de crédito comercial y 169,9 millones de euros por servicios.

Del conjunto de los ramos restantes, destaca la buena evolución de los seguros de Vida, con un crecimiento global del 12,4 por ciento, y el de los seguros Multirriesgo, con un aumento del 4,1 por ciento.