El beneficio neto consolidado de Caixa Sabadell al cierre de 2009 se situó en 28 millones de euros, lo que supone una caída del 31,8% respecto al ejercicio anterior por las altas dotaciones efectuadas, según los datos entregados hoy por la entidad de ahorro en su presentación de resultados en Barcelona.