Bodegas Bilbaínas obtuvo un beneficio neto de 1,23 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal, que comienza el 1 de julio, un 22,6 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, según ha comunicado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El importe neto de la cifra de negocios durante el primer semestre del ejercicio 2008-2009 (de 1 de julio a 31 de diciembre) ascendió a 6,4 millones de euros, frente a los 7,9 millones de euros del ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 18,7 por ciento. La empresa atribuye esta caída al descenso de ventas por la desaceleración del mercado, en línea con la disminución de ventas en España de vinos de Reserva de Denominación de Origen Calificada Rioja de los últimos 12 meses. Asimismo, ha destacado que durante este periodo las inversiones se han dirigido a la mejora de sus instalaciones, con el fin de conseguir vinos de la máxima calidad, y a la adecuación de edificios para el stockaje y preparación de vinos.