El fabricante de máquinas expendedoras Azkoyen ganó 1,85 millones de euros entre enero y marzo, un 54,6% menos que en el mismo período de 2007, debido a la ausencia de ventas extraordinarias como las del año pasado y después de una reorganización con cambio del perímetro de consolidación. El importe neto de la cifra de negocios cayó un 14,6%, hasta 32,94 millones de euros, en tanto que el resultado bruto de explotación (EBITDA) descendió un 27,8%, hasta 5,66 millones.
En base comparable y recurrente, las ventas se mantuvieron estables, mientras que el EBITDA creció un 6,8% "como resultado del continuo proceso de mejora de eficiencia". Azkoyen insistió en que los resultados no son directamente comparables con los del primer trimestre del año anterior, debido a los cambios en el perímetro de consolidación por venta de divisiones, los costes producidos por las desinversiones en la primera parte de 2008 y los fuertes ingresos registrados en los tres primeros meses de 2007 por las ventas extraordinarias. De cara a 2008, el grupo es "optimista" respecto al mantenimiento del ritmo de crecimiento de ventas, que hará que las "magnitudes financieras tiendan a normalizarse y sean más comparables con las del ejercicio anterior".