La química Ashland ha registrado una caída en su beneficio neto del 30,5% en su tercer trimestre fiscal, hasta 50 millones de dólares, o 66 centavos de dólar por acción, frente a los 72 millones, o 1,13 dólares. Las ventas cayeron a 2.040 millones de euros desde 2.200 millones. El aumento en un 44% de las tasas impositivas en el período y la adquisición de Hercules tuvieron un impacto negative en los resultados. El Evitad proforma creció el 9% hasta 248 millones, por unos menores gastos, mientras que las ventas bajaron un 28%.