El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, confía en que la inflación vaya descendiendo progresivamente en Europa hasta situarse por debajo del dos% "en algún momento" de 2009. Tras su intervención en el XV Encuentro del Sector Financiero, Fernández Ordóñez ha destacado que el Banco de España, como parte del Banco Central Europeo, es el responsable de mantener la inflación en Europa por debajo del 2%, por lo que, "es evidente que si en Europa hay una inflación del 3,5% hay que estar peocupados". Por ello, ha incidido en que esta situación ha llevado al BCE a no bajar los tipos de interés desde junio, porque la reducción de la inflación es "prioritaria".
Sobre las previsiones a la baja para la economía española del Fondo Monetario Internacional (FMI), Fernández Ordóñez resaltó que este organismo "suele ser cauto en sus previsiones", y añadió que en este caso han sido hechas "en el rango más bajo de mayor pesimismo". Asimismo, ha destacado el pronóstico del FMI en el sentido de que España crecerá, en cualquier caso, más que la zona euro, y de que en seguida recuperará su crecimiento potencial. Además, ha subrayado la importancia de los estabilizadores automáticos con que cuenta el presupuesto público, para hacer frente a la fase de desaceleración de la economía española, y ha abogado por evitar actuaciones "discrecionales" de aumento del gasto público o de reducción de impuestos que vayan más allá de la acción de esos estabilizadores automáticos.