El Banco Central Europeo (BCE) no realizó durante la semana pasada ninguna compra de bonos soberanos de los países de la Eurozona en los mercados secundarios.
Esta supone la segunda ocasión consecutiva en la que la institución deja desierto su programa de adquisición de deuda pública desde su reactivación el pasado mes de agosto.  De este modo, el BCE confirma la paralización de su programa de compra de bonos que se había mantenido activo durante veintisiete semanas consecutivas en las que intervino en los mercados secundarios de deuda.

La institución presidida por Mario Draghi ya paralizó durante 19 semanas su programa de compra de bonos entre abril y agosto de 2011, pero tuvo que reactivarlo de nuevo en agosto de 2011 ante las presiones de los mercados a la deuda italiana y española.