El BCE podría empezar a subir los tipos de interés este año, señala Holger Schmieding, economista de Bank of America Merrill Lynch. "Esperamos que la fortaleza del repunte de la economía siga sorprendiendo al BCE", comenta. "Además, mayores alzas en las bolsas y otros mercados de activos podrían reavivar la tradicional preocupación del BCE por la inflación". Schmieding prevé una subida de 25 puntos básicos en junio, seguida de otra de 25 puntos básicos en septiembre y un alza de 50 puntos básicos en diciembre para terminar el año. Aunque España, Irlanda y Grecia todavía seguirán con problemas especialmente por el endurecimiento de la política fiscal, su difícil situación no hará descarrilar la recuperación del resto de la eurozona. De hecho, "parece que se beneficiarán de la mejoría de sus principales socios comerciales en Europa y otras partes".