El BCE no debería subir los tipos de interés en su próxima reunión porque corre el riesgo de estrangular a las economías periféricas y la fortaleza de las centrales, según ha indicado el economista Nouriel Roubini en la CNBC.
Un discurso- el que dio el mandatario de la entidad- que cambió el sesgo al indicar que una subida en el precio del dinero en Abril es posible pero no cierta desde la “fuerte vigilancia” que tuvo la economía entre 2005 y 2007. Roubini considera que esto es un fallo “pues pienso que el organismo está corriendo demasiado a la hora de subir tipos”. Algo que es fácil de entender cuando la mayoría de las economías periféricas de la Eurozona están todavía contraídas, con lo que la subida de tipos frenaría su fortalecimiento “pues afectará a la competitividad del área”, explicó.

Este experto además teme que Portugal necesitará ayuda del Fondo de Rescate Europeo “aunque la gran protagonista será España pues es demasiado grande para caer y también para salvar”.