El Banco Central Europeo (BCE) reforzará las operaciones principales de financiación durante el tiempo que sea necesario y "al menos" hasta el final de año para aliviar "algunas tensiones" en el mercado monetario de la zona euro. La institución señaló que estas medidas están en linea de con objetivo de "mantener los tipos de interés del mercado monetario a muy corto plazo en un nivel cercano al tipo mínimo de puja de las operaciones de financiación del Eurosistema", que suele rondar el 4%. El banco también recordó que el pasado 8 de noviembre decidió renovar las operaciones de financiación a plazo más largo complementarias, de forma que ambas cubren el final del año.