Ha sido una de las referencias más esperadas durante toda la semana e incluso ha aplazado cualquier decisión de inversión. El BCE ha decidido bajar los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 0,5%, dando la razón a aquellos expertos que veían más que necesaria una medida de este tipo ante los débiles datos conocidos en la periferia europea. Eso sí, pone en su contra al mercado alemán, proclive a mantener e incluso subir el precio del dinero. Pero ¿habrá más medidas? Draghi ha insistido en que mantendrá la política acomodaticia todo lo necesario. 


El Banco Central Europeo – BCE- ha decidido bajar los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 0,5%. Había mucha presión en el mercado en torno a esta decisión. Y es que, a pesar de que la periferia europea necesitaba de una relajación en el precio del dinero, desde la locomotora se exigía no sólo no cambiarlos sino incluso subirlos. ¿El motivo? Los últimos datos conocidos sobre la economía alemana mostraron una debilidad que les hacía necesitar “más madera” para continuar siendo locomotora.

Esta semana se han dado a conocer débiles datos del sector manufacturero de la Zona euro, que ha profundizado en su desaceleración a principios del segundo trimestre como muestra el PMI (índice de gestores de compra)manufacturero de abril en mínimos de cuatro meses. En concreto, la lectura final se ha situado en los 46,7 puntos, por debajo de los 46,8 registrados en marzo.

Sin embargo, la entidad monetaria no debería quedarse ahí. Los expertos dan por hecho que la entidad debería tomar alguna medida más que “favorezca que fluya el crédito a la economía pues, con las recientes decisiones que ha tomado, es evidente que no lo ha conseguido”, explica Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión.

Los expertos empiezan a ver más que necesario que la entidad “lance un programa de financiación más o menos forzado (en la práctica) para pymes”, reconoce el último informe de Bankinter. Lo ideal – prosigue- es que se tomaran ambas medidas pero “parece más efectivo desarrollar un programa de este tipo que volver a bajar el precio del dinero”. Entre estas medidas extraordinarias “estaría la compra de titulizaciones para Pymes”, explica Antonio Cortina, del servicio de estudios del Banco Santander. La decepcionante evolución de la actividad en la región, “la perspectiva de que la inflación se situará muy por debajo del 2% en los próximos meses y la reducción de la liquidez aparcada en BCE justificarían más medidas por parte del BCE”, reconocen losexpertos de Ahorro Corporación.

¿La confirmación? A partir de las 14.30 horas.  En rueda de prensa, Draghi insistió en que las presiones inflacionistas están bajas y ha explicado que la reducción de tipos de interés debería apoyar la reactivación económica, y mantendrá la política acomodaticia cuanto sea necesario. Además, Draghi ha anunciado nueva medidas y un "número de decisiones" para reforzar la liquidez y el crédito". Asimismo, ha anunciado que amplía la barra libre de liquidez para la banca al menos hasta el próximo 8 de julio de 2014.

Draghi ha anunciado que se iniciarán negociaciones con instituciones europeas sobre la titulización de los créditos de pequeñas y medianas empresas. En cuanto a las previsiones de futuro, el presidente del BCE insistió en que los riesgos para la economía siguen a la baja, aunque la actividad debería estabilizarse y la recuperación debería llegar gradualmente en la segunda mitad del año.