El Banco Central Europeo ha decidido, en su primera reunión del año, mantener el precio del dinero en el actual 0.75%. El mercado espera a las 14.30 horas la conferencia de Mario Draghi.

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 0,75%, el 1,50% y el 0,00% respectivamente.

¿Por qué recortar tipos? "Realmente, ya lo hace el mercado: rentabilidad de la deuda a la baja, CDS a la baja y bolsas al alza. Además, inversiones del exterior crecen con fuerza. La decisión de mantener tipos fue unánime.
¿Está pensando el ECB en cómo salir de las medidas no ortodoxas actuales? No. Es preciso ver indicios significativos de recuperación para iniciar la retirada de las medidas expansivas", reconoce José Luis Martínez, estrega de Citi en España.

Principales ideas de Mario Draghi:

• Inflación bajará del 2.0 % este año; las presiones sobre la inflación se mantendrán contenidas
• La debilidad económica persistirá en 2013; ajustes e incertidumbre seguirán pesando en la economía
• Recuperación gradual a finales de 2013; política monetaria es acomodaticia
• Es esencial que los gobiernos reduzcan desequilibrios estructurales y fiscales
• Algunos indicadores económicos se han estabilizado en niveles bajos; la confianza del mercado ha mejorado de forma significativa
• Riesgos para la economía desde lentitud de reformas y geopolíticos
• La inflación a la baja por debilidad económica…al alza por impuestos y subida de precios del crudo
• La debilidad del crédito refleja en buena parte el momento del ciclo

En definitiva, "poco de su discurso anticipa futuros cambios en los tipos de interés. De hecho, es cierto que reitera el pobre momento económico y la contención de la inflación. Pero la mejora del mercado, menor aversión al riesgo y subida de los precios de los activos, están ayudando a contrarrestar los efectos negativos de los ajustes.
Hace tiempo dije que la actuación del ECB cubría el gap entre un mercado que iba muy rápido y decisiones políticas que van muy lentas. En aquel momento el deterioro del mercado era evidente; ahora estamos en una situación casi opuesta", concluye este experto.