El BCE ha decidido mantener el precio del dinero en el 0.5%, en línea con lo que esperaba el mercado. Una decisión que se produce un día después de conocer que la Eurozona ha salido de la recesión, tras publicar un crecimiento PIB del 0.3%.Draghi ha confirmado que los indicadores de confianza confirman la smejora del crecimiento y que los tipos se mantendrán en niveles bajos durante un tiempo prolongado.

Era una decisión espera por el mercado. El BCE ha mantenido el precio del dinero en el 0.5%, tal y como ha anunciado  el organismo en nota de prensa.  Ahora, dicen los expertos, queda por ver cuál es la política que sigue el mandatario del organismo – Mario Draghi- para incentivar el crecimiento de una economía que ya ha mostrado su salida de la recesión. Y es que el PIB de la Zona Euro creció un 0.3% en el segundo trimestre del, gracias al impulso de Alemania y Francia. Los expertos reconocen que Draghi lanzará un mensaje de que “la tensión en los tipos de interés puede poner en peligro la recuperación económica que está comenzando”, explica Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión. Las perspectivas que maneja el organismo – prosigue Ruiz- son un crecimiento del 1% para el año que viene, con una inflación del 1.2% “con lo que con esa combinación es complicado que Draghi se ponga a subir tipos de interés”.

Mario Draghi en su tradicional rueda de prensa, ha dejado sin cambios las perspectivas de inflación mientras que ha dado unas cifras del -0.4% de crecimiento del PIB para 2013 y del +1% para 2014, desde el -0.6% y el 1% del mes de junio, respectivamente.

Frente a la aparente mejora económica “algunos consejeros advierten de la necesidad de no levantar el pie del acelerador de nuevas medidas expansivas. Si fuera necesario. Pero, ¿cómo sorprender a un mercado que ya descarta un nuevo descenso de tipos?”, explica José Luis Martínez, estratega de mercados de Citi en España. Además, presten hoy atención a los comentarios del Vicepresidente chino a la entrada del G20: “no es tiempo para ser arrogante cuando los problemas estructurales en la zona EUR están lejos de haberse solucionado”. Pero, ¿es la solución el ECB? En la mayoría de los problemas, claro que no. Pero “sí es cierto que debe seguir liderando la mejora en la fragmentación del mercado de capitales en Europa. Y esto pasa a corto plazo por seguir manteniendo el sesgo bajista y prometer mantenerlo así a medio plazo”. Ahora sólo resta concretar este medio plazo. Quizás alargando las perspectivas macro e inflación, especialmente en el primer caso de forma que la esperada recuperación que espera seguirá siendo lenta y ambigua más allá de 2014.

La decisión de Draghi se produce en un momento en el que su homólogo estadounidense, Ben Bernanke, podría comenzar a drenar parte de la liquidez que ha inyectado mensualmente en el sistema. O dicho de otro modo, iniciará la retirada de compra de bonos. Es ahí, comenta este experto, donde reside la incertidumbre del mercado “pues se tiene que ir amoldando a una subida paulatina en el precio del dinero a partir de este mismo mes”.