El Banco Central Europeo (BCE) no compró la semana pasada deuda pública de la zona del euro, por lo que son ya tres semanas consecutivas que no lo ha hecho.

 El BCE había reiniciado a comienzos de agosto de 2011 el programa de compra de deuda soberana para apoyar a Italia y España, tras una interrupción de cuatro meses.

De este modo, el BCE confirma la paralización de su programa de compra de bonos que se había mantenido activo durante veintisiete semanas consecutivas en las que intervino en los mercados secundarios de deuda desde que el pasado mes de agosto anunciara la reactivación de sus compras de deuda pública de países de la zona euro.

El BCE ya interrumpió durante 19 semanas su programa de compra de bonos entre abril y agosto de 2011, pero tuvo que reactivarlo de nuevo en agosto de 2011 ante las presiones, especialmente, sobre la deuda italiana.

Este jueves la institución presidida por Mario Draghi ofrecerá depósitos a una semana al 1% a las entidades de la eurozona.

No obstante, el BCE no ha comprado deuda directamente, aunque sí a través de los bancos, ya que en la última semana inyectó liquidez en las financieras europeas con la intención de que compraran bonos soberanos.