El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha elevado los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 3,25%, en su quinta subida desde que en diciembre del año pasado decidiera retirar su política acomodaticia tras haber mantenido durante más de dos años el precio del dinero en el 2%.
El nivel alcanzado hoy es el más alto en más de tres años y medio y se ajusta a lo previsto por los analistas, que esperan que la institución aplique una nueva subida antes de final de año. El entorno actual se caracteriza por un descenso de la inflación y por la consolidación del crecimiento en la zona euro.