El precio del barril de petróleo de referencia en Estados Unidos, el WTI (West Texas Intermediate), alcanzará a finales de 2010 los 95 dólares y seguirá subiendo en el futuro, hasta situarse en 2012 en torno a 105 dólares, según un informe de previsiones de Morgan Stanley para los próximos tres años. Esta previsión supone una revisión al alza de los pronósticos anteriores elaborados por los analistas del banco estadounidense, y responde a una expectativa de mejora en los "fundamentales" económicos y a un descenso en los inventarios de crudo.