La patronal bancaria asegura que la creación del denominado ‘banco malo’, tal y como ha avanzado el presidente del Gobierno electo, Mariano Rajoy, deberá estar condicionada tan sólo a aquellas entidades inviables, dejando entrever su postura contraria al carácter obligatorio de recurrir a este conglomerado de activos tóxicos para aquellas entidades que presenten dificultades salvables. La banca obtuvo un beneficio atribuido de 9.328 millones de euros a cierre del tercer trimestre, un 15,9% menos respecto al mismo periodo de 2010.

La patronal bancaria asegura que la creación del denominado ‘banco malo’, tal y como ha avanzado el presidente del Gobierno electo, Mariano Rajoy, deberá estar condicionada tan sólo a aquellas entidades inviables, dejando entrever su postura contraria al carácter obligatorio de recurrir a este conglomerado de activos tóxicos para aquellas entidades que presenten dificultades salvables.

El secretario general de la Asociación Española de la Banca, Pedro Pablo Villasante, considera que el ‘banco malo es un apelativo genérico que crea mucha confusión’ y asegura que ‘no dejará de ser una ayuda que de producirse debe ser a cambio de que la entidad que la recibe se reestructure para dar lugar a entidades saneadas’. Villasante no ha querido entrar en mayores consideraciones sobre la creación de esta entidad tóxica por parte del nuevo Ejecutivo, pero sí ha pedido todas las medidas que están por venir ‘sean sensibles con las circunstancias en las que se mueven los bancos y respetuosas con la competencia’. Ha valorado, además, de manera positiva las posibles fusiones que pudieran darse el próximo ejercicio puesto que ‘el sistema financiero’, dice, ‘lleva una tendencia a consolidarse’.

La AEB ha recordado que ‘no ha recibido ninguna ayuda pública, tan sólo a aquella entidad que ha caído’ reforzando la idea de que la banca española ha logrado sortear un año ‘difícil y complicado’ en base a recursos propios. El Feoga, la entidad encargada de proporcionar fondos a las entidades con dificultades, ha recibido a cierre del tercer trimestre una mayor aportación de la banca nacional. El secretario general de la AEB afirma que su ‘esfuerzo es a resolver la crisis. No estamos recibiendo ayudas públicas y estamos ayudando a resolver los problemas de crédito que no han sido de entidades bancarias’.


Resultados tercer trimestre
La banca española registró a cierre del mes de septiembre un beneficio atribuido de 9.328 millones de euros, lo que supone una caída del 15,4% respecto al mismo periodo del año anterior. El core capital del sector bancario se coloca de media por encima de las últimas exigencias de la EBA, en el 9,32% con un exceso de recursos propios de 48.804 millones de euros. El Banco Santander y BBVA se colocan entre las doce entidades europeas con mayor ratio de cobertura con datos de junio de este año. Pedro Pablo Villasante destaca que ‘durante 2011 las entidades españolas han superado las pruebas de resistencia, aún a pesar de las duras hipótesis de caída en la valoración de sus activos’.

La tasa de morosidad ha crecido ‘con intensidad’ hasta el 4,65% a cierre del tercer trimestre del año con un 59% de cobertura para la mora consolidada. La construcción sigue encabezando y con diferencia el ranking de morosidad bancaria, aunque ‘la que afecta a las hipotecas y a hogares se mantiene estable en el 2,5%’.

El margen de provisiones, saneamientos y dotaciones por deterioro de activos ha ascendido hasta 16.140 millones de euros, importe ligeramente inferior, del 7%, registrado hace un año.

Además, Villasante ha destacado la importancia cada vez mayor del extranjero dentro del balance de las entidades nacionales. ‘Del total de 2,3 millones de euros del balance consolidado, más del 35% proviene de secciones extranjeras’.

Respecto al margen de intereses, éste se mantiene estable, cae ligeramente un 0,1%, frente al aumento de las comisiones del 5,9% respecto a datos de septiembre de 2010.


‘2011 está siendo complicado’

Es una obviedad casi las dificultades por las que está atravesando el sector bancario en nuestro país. ‘Cada vez se cruzan más operaciones a menos plazo y a precios más elevados’, asegura Villasante. Los costes de financiación a la banca han aumentado considerablemente correlacionados con el incremento de las dudas sobre la solvencia de la deuda soberana. ‘La prima de riesgo actúa como suelo del coste de financiación de las empresas españolas’ con lo que la patronal bancaria insta al nuevo Gobierno a mantener la senda de contracción del déficit público.

El secretario general de la AEB asegura que es necesario ‘romper la espiral’ para poder minimizar la profundidad de una recesión también reconocida por los bancos, aunque la limitan a los primeros meses de 2012 que cerrará con un balance positivo.

A pesar de que la banca nacional ha aprobado los últimos test de estrés, Villasante denuncia las condiciones exigidas por éstos de las que dice ‘sólo benefician a aquellos países cuyos bancos sí que tienen exposición a países’ con dificultades, en clara alusión a las entidades germanas.

En última instancia, la AEB prevé un peor comienzo en lo que respecta a la concesión de créditos de cara a 2012. ‘La posibilidad de que fluya el crédito a las familias no debe ligarse a los requerimientos de capital de las entidades’, concluye Villasante.