El Banco de Japón (BOJ) comenzó hoy una reunión de dos días para decidir sobre los tipos de interés, aunque no se espera que se modifiquen del 0,1% actual ni que se adopten nuevas medidas para fortalecer la economía.
Según la agencia Kyodo, la entidad emisora nipona no prevé cambios en los tipos de interés establecidos en diciembre de 2008, mientras que tampoco se esperan nuevas medidas monetarias tras las aprobadas a mediados de marzo para luchar contra la deflación.

Los analistas están pendientes de la valoración que hará mañana el BOJ sobre el estado de la economía japonesa, ya que dará pistas sobre el informe semestral que presentará el 30 de abril en el que evaluará la evolución de los precios. En su anterior informe, el BOJ preveía que la caída de los precios se mantuviera hasta marzo de 2012.

La reunión que comenzó hoy estará centrada en ver cómo han sido recibidas las medidas aprobadas por el banco central el 17 de marzo para luchar contra la deflación, uno de los mayores problemas de la segunda economía mundial.

La entidad emisora anunció ese día la extensión y expansión de una línea de crédito a bajo interés que introdujo en diciembre pasado con el fin de garantizar liquidez al sistema financiero.