El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, prevé que la inflación vuelva a tener fuertes caídas a pesar del inesperado repunte en febrero.  Las dos razones principales que King esgrime para justificar la menor inflación en los próximos meses son que los proveedores de energía al Reino Unido han dicho que bajarán los precios como respuesta a los descensos anteriores de los precios mundiales de la energía, así como que las tasas de crecimiento del dinero y de la demanda se han aminorado fuertemente como respuesta a la contracción económica.
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, prevé que la inflación vuelva a tener fuertes caídas a pesar del inesperado repunte en febrero.  King aseguró que "en los dos últimos años, la inflación ha sido mucho más volátil que en la década anterior", escribió King en una carta al ministro de Economía, Alistair Darling. "A pesar del aumento del índice de precios de febrero, creemos probable que se reanude en los próximos meses la fuerte caída del IPC desde sus máximos de septiembre", dijo. 

En este sentido, Mervyn King destacó que "como resultado de estos factores, y a pesar de la aceleración de la inflación en febrero, es probable que el próximo año la inflación del IPC se situará por debajo del objetivo, aunque el perfil de la inflación podría ser volátil, como reflejo de la inversión del cambio temporal del IVA en la inflación del IPC", dijo King.