El Banco de Inglaterra ha decidido mantener los tipos de interés sin cambios en el 5,75%. A la espera de que también se pronuncie el BCE, que los analistas también prevé que no modifique tipos, el Banco de Inglaterra no ha modificado su precio del dinero.