El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés estables en el 0,5%, el nivel más bajo en la historia de la institución, así como el importe su programa de compra de activos, fijado en 200.000 millones de libras (221.000 millones de euros) mediante la emisión de reservas.
El último cambio en los tipos de interés fue adoptado el pasado 5 de marzo de 2009, cuando el BoE recortó medio punto la tasa, hasta el mínimo histórico actual. Asimismo, en esa misma fecha la institución estableció un programa de compra de activos mediante la emisión de reservas que fue ampliado en 25.000 millones de libras, hasta su importe actual, el pasado 5 de noviembre de 2009.

Reino Unido logró salir en el cuarto trimestre del año de su peor recesión en 50 años, al registrar un repunte del PIB del 0,3%, mientras que en comparación con el cuarto trimestre de 2008 se contrajo un 3,3%.